Contaminación energética.

Hoy en día muchas son las propuestas y proyectos para intentar emitir la cantidad mínima de contaminación a la atmosfera. Aproximadamente a mitad del siglo XX, los científicos creían que la contaminación que producían las centrales de generación de energía además de ciertas industrias iban a moderar un posible “enfriamiento global” que estos aseguraban que podía suceder en el futuro. Hoy en día los científicos aseguran que el proceso es a la inversa, es decir, que lo que desencadena esta contaminación es potenciar un posible calentamiento global. Por ello cada día son más las propuestas para conseguir generar energía eléctrica de forma limpia eficaz y segura.

La contaminación que emiten dichas centrales viene dada por muchos factores. La mayor parte de las centrales emiten CO2, que es un gas que se obtiene de la combustión del carbón en contacto con el oxígeno y que al llegar a la atmosfera forma una capa que no deja salir la radiación solar, fenómeno que se le conoce como efecto invernadero. A pesar de ello, existen más factores que intervienen sobre el medio ambiente. Otro caso aunque menos conocido es el de NOx o óxidos nítricos. Es otro tipo de contaminación que desencadena lo que se conoce como lluvia ácida. También interviene en este fenómeno el SO2 o dióxido de azufre. Este tipo de contaminación se genera en centrales fundamentalmente térmicas de carbón en el que la materia prima que se utiliza como medio combustible posee un porcentaje de azufre que cuando se realiza la combustión emana en estos gases.

Un caso típico de contaminación energética por lluvia ácida, ocurría en Teruel. En esta provincia, se encuentra la central térmica de Andorra. El carbón utilizado en esta central proviene del poco que hay en España, considerado de mala calidad. El carbón en concreto se trata de lignito obtenido en esta misma provincia. Este carbón se extraía con un cierto porcentaje de azufre. Al utilizarlo en la central como combustible, se comprobó que en la Comarca del Maestrazgo, una zona limítrofe con la provincia de Castellón donde abundan los bosques, había sido dañada puesto que había mucha flora muerta como consecuencia de este fenómeno.

Hoy en día a diferencia de otros países, en España esta de moda la construcción de centrales de ciclo combinado, es decir, aquellas centrales donde se dan dos ciclos termodinámicos: el ciclo Rankine propio de las centrales térmicas convencionales y el ciclo Brayton asociado a las centrales que utilizan la turbina de gas. A pesar de ello, estas centrales emiten al igual que cualquiera de las térmicas convencionales  grandes cantidades de CO2 a la atmósfera. Casi todo el resto de Europa, construye centrales nucleares de agua a presión que a diferencia del resto de las térmicas no contamina, únicamente genera vapor de agua a través de las torres de refrigeración. Como dato curioso decir que en España está en desarrollo una central térmica de carbón de prueba en Escatrón, muy cerca de la central clásica de Andorra, pero que a diferencia de estas, se está utilizando el carbón como fluido mezclado con carbonato cálcico.

About these ads

4 pensamientos en “Contaminación energética.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s